¿Qué es realmente un Hotel Boutique?

En los últimos años, los hoteles boutique se han convertido en uno de los alojamientos más demandados por los viajeros más exigentes.  Sin embargo, son muy  pocas personas las que conocen cuales son las verdaderos rasgos que definen a este tipo de alojamientos.

Primero, y ante todo, un hotel boutique no debe tener grandes dimensiones, según los expertos en este negocio este tipo de alojamiento  no debe contar con más de cien habitaciones.

La segunda cualidad, y la verdaderamente definitoria,  es la atmósfera del hotel. Podríamos definir el ambiente como la suma de todas las instalaciones y servicios etéreos que hacen que la estancia en estos lugares sea sobresaliente. La decoración, el ambiente, el servicio personalizado, la mentalidad del personal. Las personas que trabajan en un hotel boutique deben saber predecir las necesidades y deseos de los clientes, y así poder presentárselas antes de tiempo. Esta es la gran diferencia entre un buen servicio y un gran servicio.

Por último, y no menos importante,  la personalidad de un hotel boutique se ha convertido en un factor determinante. Contar con un tema único que defina el ambiente del hotel como: obras de arte originales en los vestíbulos, toda clase de amenidades y detalles para el baño, vinos y champán, colección de CDs favoritos de nuestros invitados o souvenirs de todos los países de donde provienen. Cualquier detalle único y personal que hará sentir a nuestros huéspedes como en casa.

Ejemplos  de un hotel boutique con una fuerte personalidad:

Hotel boutique en St. Tropez, la Riviera francesa, hotel Byblos, con una carta de vino de más de trescientas cosechas.

Hotel boutique en Roma, Monastero Santa Rosa  antiguo convento elegantemente actualizado con tan sólo 20 habitaciones.

Hotel Boutique en Barcelona, Ca la Maria., donde se unen bienestar, arte contemporáneo y la experiencia de la alta cocina de calidad.